Nuevas motos eléctricas llegan a Chile con una atractiva variedad de modelos y financiamiento
Diciembre 27, 2017
La llamada de la carretera – Una novela de enigma
Enero 8, 2018
Mostrar todo

Moto eléctrica que se puede llevar sin carné (de moto): así es la Zero S

La Zero S es una moto especial por varios motivos. Primero, porque es una moto cien por cien eléctrica. Segundo, porque en España puedes subirte a bordo de una de estas motos sin necesidad de tener el carné A2 o A (basta con poseer el permiso B, al igual que con una moto de 125 cc). Y tercero, porque -tal y como ya te estarás imaginando- es una moto que viene cargada hasta arriba de tecnología.

Zero Motorcycles, de la mano de uno de sus distribuidores oficiales en Madrid (XR Motos), nos ha dado la oportunidad de probar la moto eléctrica Zero S durante una jornada. Hemos podido conocerla mucho más a fondo tanto desde el punto de vista tecnológico como -aquí a los amantes del motor se les pondrán los pelos de punta- desde la nada despreciable experiencia de acelerar a fondo un vehículo que pesa 142 kg y desarrolla un par motor de 108 Nm (para que te hagas una idea, 117,6 Nm es el par máximo que desarrolla… ¡una GSX-R1000 a 10.800 rpm!).

En ComputerHoy.com estamos expectantes ante el cambio en nuestras vidas que traerá consigo la nueva generación de la movilidad eléctrica, y es por ello por lo que desde nuestra Zona Motor te traemos cada vez más contenidos relacionados con los cacharros con ruedas: incluso hemos probado el Tesla más potente del mundo. En esta ocasión, deja que te hablemos de la moto eléctrica de Zero.

Pero antes de hablar de los aspectos más tecnológicos de esta moto (como que, por ejemplo, la aplicación para móviles que tiene Zero permite controlar parámetros de la moto desde el smartphone), primero tenemos que sentarnos en el pupitre y conocer un poco más a fondo las características técnicas de la Zero S. Antes de nada, decirte que la versión que ha pasado por nuestras manos es la Zero S ZF7.2 11 kW, que es uno de los (muchos) modelos en los que está disponible esta moto eléctrica.

  • NombreZero S ZF7.2 11 kW
  • Batería: 7,2 kWh
  • Potencia: 31 CV (23 kW) @ 4.150 rpm
  • Autonomía: hasta 143 km en ciudad, hasta 72 km en autopista (113 km/h) y hasta 97 km en un uso mixto
  • Velocidad máxima: 139 km/h
  • Peso: 142 kilogramos
  • Precio: desde 12.700 euros

Bueno, en realidad te hemos mentido nada más empezar: la moto a la que nosotros nos hemos subido no era exactamente la Zero S ZF7.2 11 kW, sino que se trataba de la Zero S ZF6.5 11 kW: es decir, la versión anterior (de 6,5 kWh de batería) que hace escasas semanas ha empezado a ser sustituida por el modelo nuevo de 7,2 kWh. Pero vaya, en características técnicas ambas versiones son idénticas, así que para el caso no es un detalle significativo. Lo único, que sepas que la versión nueva (la de 2018) es la que trae 7,2 kWh de batería.

Ahora que ya hemos hecho las presentaciones, estás listo para ponerte el casco y acompañarnos en nuestra toma de contacto tecnológica con la Zero S. Si has venido hasta aquí en busca de sensaciones y de valoraciones acerca de si es fácil tocar rodilla con esta moto, entonces nos tememos que vas a quedar decepcionado: a nosotros lo que nos interesa es toda la tecnología que esconde esta moto (que no es poca). Vamos a ello.

Así es la Zero S (ZF7.2 11 KW), la moto eléctrica que no requiere carné de moto

Lo primero que llama la atención a la hora de hablar de una moto eléctrica como la Zero S es que este modelo en España puede conducirse teniendo tan solamente el permiso B (el de coche, con una antigüedad superior a los dos años). Y llama la atención porque las únicas motos que se podían llevar hasta ahora con el carné de coche eran las de 125 cc (o menos), que desde luego no igualan ni de lejos los números de la moto de Zero (¿quién ha visto una moto de 125 que tenga 31 CV de potencia y alcance los 139 km/h?).

Es importante señalar, eso sí, que todo lo que estamos comentando de que esta moto puede llevarse sin carné de moto se aplica únicamente para la Zero S de 11 kWh. Pero Zero tiene más modelos a la venta (Zero S y Zero SR), mucho más potentes y capaces de -con requisito de poseer el permiso de moto, eso sí- desarrollar potencias de hasta 52 kW.

De partida, la Zero S nueva (la del año 2018) trae una batería de 7,2 kWh de capacidad. Eso en cifras oficiales se traduce en una autonomía de hasta 143 kilómetros en ciudad y hasta 72 kilómetros en autopista, con una autonomía mixta que se quedaría en unos 97 kilómetros. Pero esa es solamente la base, ya que a partir de ahí este modelo se puede “completar” con dos versiones extra:

  • una versión que te añade otra batería adicional de 7,2 kWh (en el modelo básico ese “hueco” queda libre para que guardes ahí tus cosas), lo que deja la capacidad total en el doble, 14,4 kWh. De esta forma, la autonomía en ciudad aumenta hasta los 288 kilómetros.
  • y otra versión (la de más alta gama para este modelo) que, además de la batería adicional de 7,2 kWh, también añade un power-tank (el cual pasa a ocupar el espacio que queda libre en el depósito en las otras versiones) que en total eleva la capacidad de la moto hasta los 18 kWh y estira la autonomía en ciudad hasta los 359 kilómetros.

Pero, ¿y qué hay de la carga de la batería? Si hablamos de tiempo, todo depende del conector que utilices. En esta moto de Zero hay tres formas de cargar la batería:

  • con el enchufe de toda la vida (a 1,3 kW). La carga completa requiere alrededor de cinco horas.
  • con el enchufe de toda la vida y un cargador rápido externo (1,3 + 1 kW). Este cargador externo cuesta 835 euros, y reduce el tiempo de carga hasta en un 50%.
  • con el Charge Tank (6 kW) con puerto de carga Mennekes, que de instalarlo ocuparía el hueco libre del depósito. La carga completa en este caso llevaría algo más de una hora.

Y si hablamos de dinero, hazte a la idea de que una carga completa (en la versión de 7,2 kWh) no te costará mucho más de 1,50€. Tal y como nos explicaban mientras probábamos la Zero S, la forma más fácil de hacer cuentas sobre si te merece la pena o no una moto eléctrica como esta es la siguiente: con esta moto, cada cien kilómetros recorridos te cuestan un euro.

Tal y como ocurre con los coches eléctricos, la Zero S también es capaz de regenerar energía con las frenadas. La regeneración se activa tanto al ir soltando el puño como a la hora de tocar el freno, y esos pequeños repuntes le sirven a la moto para recuperar parte de la energía que, de otra forma, se perdería por completo durante las desaceleraciones. Esto, además de ser bueno para la autonomía, también se traduce en que se reduce el gasto en pastillas de freno.

 

Hasta ahora hemos conocido qué autonomía tiene, cuánto tarda en cargarse, cuánto cuesta cargar la batería y qué mantenimientos requiere la Zero S. Nos queda lo más importante para nosotros, los amantes de la tecnología: las funciones relacionadas con el smartphone.

La aplicación de Zero: controla ajustes de la moto desde el móvil

La aplicación para móviles de Zero (disponible tanto en Android como en iOS) se conecta a la moto a través del Bluetooth, y permite tener un control absoluto de todo lo que ocurre en la Zero S. Desde el menú principal de la app podemos ver el nivel de la batería (así como también el estado de la carga, en el caso de que esté enchufada a la corriente), mientras que desde los ajustes podemos modificar diferentes parámetros de la moto.

Pese a que la Zero S trae en el manillar un botón de “Mode” que permite elegir entre tres modos de conducción (Eco, Custom y Sport), resulta que este mismo botón sirve también para emparejar en cuestión de segundos nuestro teléfono con la moto. Y es en ese momento, al enlazar el móvil, cuando tenemos acceso a opciones tan variadas como:

  • limitar la velocidad máxima.
  • limitar la potencia.
  • regular la regeneración (tanto la del puño como la del freno).
  • Y todos estos ajustes, una vez los hayamos modificado a nuestro gusto, estarían disponibles en la moto a través del modo de conducción Custom.
Cuadro de instrumentos de la moto

Incluso, en el caso de que la información que muestra el cuadro de instrumentos se nos quedara corta (ahí podemos ver la batería restante, la hora, los kilómetros recorridos, el modo de conducción…), la app de Zero también tiene un modo de “pantalla adicional” que convierte nuestro teléfono en algo así como un segundo cuadro de instrumentos que, con el móvil colocado en un soporte, nos permite tener a la vista información adicional.

Zero S, precio y disponibilidad

Precio y disponibilidad de la moto eléctrica de Zero que hemos probado

La Zero S se puede comprar en España por un precio que parte de los 12.700 euros. El modelo de esta moto de Zero que ahora mismo se vende en las tiendas es la versión nueva, la de 2018, de manera que con ese precio de partida puedes acceder a una moto eléctrica que ofrece desde 7,2 kWh de batería; a partir de ahí, tienes un configurador que te permite añadir más capacidad de batería y mejores tiempos de carga.

Fuente: Computer Hoy

Motoqueros.Cl
Motoqueros.Cl

Motoqueros.Cl – Admin Site

Agregar un comentario

Powered by Dragonballsuper Youtube Download animeshow